Tu clínica dental de confianza en Murcia
solucion-mal-aliento-murcia

La halitosis es una de las patologías bucales más comunes y más antiguas. Conocida comúnmente como mal aliento, es un problema muy molesto que afecta directamente a las relaciones sociales pudiendo afectar emocionalmente a la persona que lo sufre.

Según el Instituto del Aliento se estima que un 25% de la población sufre halitosis. Sus causas pueden ser de distintos orígenes, a pesar de que la gran mayoría de casos el origen se encuentra en la cavidad bucal.

Las causas de la halitosis

La halitosis surge de la acumulación de bacterias en nuestros dientes. Esta acumulación proviene de restos de comida que no han sido retirados con una higiene dental apropiada. Además de halitosis, la exposición de los dientes, encías y legua a exceso bacterias también puede provocar caries.

Origen en nuestra boca

En un 60% de los casos de halitosis el origen se encuentra en nuestra boca. Es decir, una de las principales causas es la ausencia de una limpieza bocal regular. Una buena higiene dental es la base de la salud bucodental de nuestros dientes y encías.

Junto con la limpieza, otras causas también pueden ser:

  • Uso de prótesis dentales. Las prótesis dentales suelen ser más propicias a acumular restos de comida si no se lavan bien y más si no se retira la prótesis para dormir.
  • Ingesta de algunos fármacos como los antidepresivos o los anticolinérgicos. Uno de los efectos secundarios de estos fármacos, dependiendo de su composición, es la halitosis.
  • Mal aliento por la mañana. Por la noche el flujo de saliva que producimos disminuye, lo que hace aumentar las bacterias en nuestra boca que acaba provocando mal aliento.

Origen patología digestiva o respiratoria

Dentro de estas causas se incluyen enfermedades o patologías que como efecto secundario tiene el mal aliento.

  • Infecciones víricas en la faringe. Las infecciones víricas o bacterianas en la faringe, al estar cerca de la boca actúan directamente formando halitosis en la persona que lo padece.
  • Úlceras de estómago. Las alteraciones del metabolismo, los reflujos gástricos entre otros síntomas afectan directamente al aliento del paciente.
  • Las caries son núcleos de bacterias en los dientes por lo que pueden producir un olor desagradable.

¿Qué podemos hacer para evitarla?

Una de las prácticas más eficaces para reducir y erradicar la halitosis es llevar una higiene dental disciplinada. Eso incluye lavarnos los dientes después de cada comida y completarlo con la seda dental para retirar los restos de comida que puedan haber quedado entre los dientes.

Asimismo, la lengua es uno de los lugares donde se acumulan más bacterias, por lo que recomendamos limpiarla con el reverso del cepillo una vez nos hayamos lavado los dientes. Pequeños hábitos como estos van a ayudarnos a reducir la halitosis.

Junto con una higiene dental diaria, también recomendamos:

  • Evitar el tabaco, la ingesta de café y alcohol.
  • Reducir el consumo de alimentos con alto índice de grasa.
  • Hidratarnos bien bebiendo mucha agua a lo largo del día.
  • Limitar los alimentos como los picantes, el ajo o la cebolla.
  • Evitar respirar por la boca.

Tratamientos para la halitosis

En caso llevar los buenos hábitos comentados anteriormente y seguir padeciendo halitosis, recomendamos acudir a un profesional dental, quién le va a aconsejar en un tratamiento para reducir el número de bacterias productoras del mal olor en la boca. En Clínica Dental Salmerón le atenderemos sin compromiso.