Tu clínica dental de confianza en Murcia

Barbero. Quizá a eso me hubiera dedicado hace muchos años atrás. Antiguamente la profesión de barbero era un empleo multiusos, lo mismo te cortaba el pelo, te afeitaba o incluso te arrancaba un diente. Recuerdo bastantes historias de pacientes de edad avanzada que me contaban sus experiencias en el sillón del barbero.

Antiguamente un dolor de dientes significaba la extracción de dicho diente con los medios de la época. Hoy,por suerte, los tiempos han cambiado y siguen cambiando.

En muchas ocasiones llegan a la consulta pacientes con gran cantidad de ausencias que les impiden realizar una vida normal. Se quejan de no poder comer, de dolores de estómago por no conseguir masticar corréctamente, estéticamente están comprometidos y en la mayoría de las ocasiones tienen unos aparatos removibles (de quita y pon) que muchas veces provocan malestar en los portadores: llagas, imposibilidad para hablar corréctamente, etc,etc. Estos aparatos con las alternativas que existen para la sustitución de dientes están completamente desfasados.

Es cierto que son muy económicos y que el paciente no tiene que desembolsar una gran cantidad de dinero, pero ¿hemos de ser conformistas con nuestros pacientes y dejar que lleven aparatos de la época del barbero? Estaremos de acuerdo en que ni la calidad, ni el diseño comparten algo con los que llevaban tiempo atrás, pero la filosofía es la misma. Al fin y al cabo se trata de unos aparatos «de quitar y poner» que el paciente usa para comer y salir a la calle y que durante la noche, muchos, los siguen poniendo en un vaso de agua.
Hoy en día podemos ofrecer unos productos y unas calidades, que nada tienen que ver con esos aparatos desfasados.

Un implante es un tornillo de titanio que simula la raíz de un diente, es como si tuviéramos una raíz y la pusiéramos en el lugar que nosotros deseamos. Esta claro que para ello se tienen que dar unas mínimas condiciones (en las que no voy a entrar) pero que incluso con las técnicas de hoy en día podemos solventar la mayoría de las veces.

Con los implantes podemos conseguir cosas que con los aparatos de «quita y pon» no alcanzaríamos nunca. Además el paciente consigue tener la sensación de que ese implante está acoplado perfectamente a su boca, como el resto de sus piezas dentales.

¿Qué 3 cosas básicas conseguimos con los implantes?

1- Eficacia masticatoria.
2- Estética.
3- Comodidad para el paciente.

Creo que este último punto es el más importante, porque si acertamos en éste último, los dos primeros también se conseguirán.
Debemos velar en todo momento porque nuestros pacientes se encuentren cómodos con nuestros tratamientos y a la vez hemos de conseguir igualar, como mínimo, sus expectativas iniciales. Por ello, hemos de intentar ofrecer lo mejor y conseguir que todos sus problemas se vean solucionados.

Soy consciente de que en muchas ocasiones se trata de un tratamiento caro y que para muchas personas es casi inviable acceder a él, pero tanto profesionales como pacientes hemos de hacer un esfuerzo para conseguir la excelencia en tratamientos y productos, teniendo claro que este tipo de tratamientos (los implantes) son para «toda la vida», por lo que si comparamos la inversión con otra opción de tratamiento de menor nivel, el paciente saldrá ganando en cuanto a dinero, tiempo y comodidad se refiere.
Creo que hubiera sido un buen barbero, aunque me hubiera dedicado a quitar dientes y hubiera dejado lo del pelo para otro.

Si respetas la importancia de tu trabajo, éste, probablemente, te devolverá el favor. Mark Twain

¡PRIMERA VISITA GRATIS!

¿Estás interesado en este tratamiento? ¡Ven a nuestra clínica! La primera visita es gratuita.